Enero es el mes de las dietas por excelencia. Recuperar la figura, hacer deporte y dejar de fumar, son los propósitos de año nuevo más “demandados”. Tras una temporada de excesos, como son las fiestas navideñas, nuestra conciencia reclama vida sana y tranquilidad.

Es importante en este punto, pensar que los propósitos de año nuevo, aunque se empiecen en Enero, no tienen que estar cumplidos en Febrero.
Para poder llegar a la meta deseada, debemos planificar bien nuestra dieta. Debemos marcarnos unos objetivos alcanzables, a los que ir llegando paso a paso y premiándonos en cada logro. Regalarnos una sesión de belleza o comprarnos algún capricho cuando hayamos conseguido alcanzar esos “mini-retos” son buenos alicientes para continuar hasta la meta final.

No existen dietas milagro, ni nos pondremos en forma desde el sofá.
Lo mejor es asesorarse por un experto, hacer una dieta personalizada y acompañarla con ejercicio físico.

IMG_3117

Existen productos dietéticos y tratamientos complementarios que nos ayudarán a acelerar la pérdida de peso y volumen.
Hay gran variedad de productos: sustitutivos, complementos, entre horas… que, bien utilizados, nos ayudarán a volver a colocar la aguja de la báscula donde toca!

También hierbas naturales y productos de fitoterapia con efectos drenantes, inhibidores de apetito o modificadores del metabolismo.
Nuestra experta en dietética y nutrición en la farmacia insiste en la importancia de saber combinarlos con la dieta adecuada para que el resultado sea el esperado.

Ya sabes, ponte metas alcanzables y recompensas a los logros!