La farmacia “El Negrito” lleva más de un siglo ofreciendo salud

Desde que abrió sus puertas en 1907, en el mismo local en que se ubica actualmente, “El Negrito” ha sido una farmacia de referencia en la ciudad capitalina.

Su situación al lado del puerto y en pleno centro de Santa Cruz, está muy ligada a su historia. Tanto es así, que la farmacia recibe su nombre de la figura de un cubano sentado que un cambuyonero regaló a su primer propietario. Esta emblemática figura continúa hoy en día siendo testigo incondicional de la evolución de la vida en la farmacia.

La farmacia “El Negrito” ha sabido adaptarse a los tiempos, manteniendo su filosofía de servicio y su amplia oferta en salud.

Actualmente en la Farmacia se ofrecen, además de los servicios de antaño, como la elaboración de fórmulas magistrales o el asesoramiento en medicamentos…, otros servicios, adaptados a los nuevos tiempos, como el asesoramiento dietético, el nutricional, el dermatológico o el asesoramiento en medicina homeopática, entre otros.

Para ello, ha sido imprescindible rodearse de buenos profesionales, cada vez más especializados y de gran vocación por su profesión.

El Negrito